Alimentación canina: 21 cosas que no habías pensado

Estas son 21 cosas en las que tal vez no habías pensado sobre la alimentación canina, pero que necesitas hacerlo.

¿Puede algo tan simple como leer cuidadosamente la etiqueta de los alimentos para perros extender de tres a cinco años la vida de tu mascota? ¿Morder una aparentemente saludable fruta puede tener consecuencias indeseables y duraderas? ¿Tu perro necesita una dieta y cómo sabes si la necesita? Tanto para las mascotas como para las personas, los científicos reexaminan y revisan de forma constante las pautas oficiales para vivir más y mejor.

1. Manzanas

manzana-alimentos-para-perrosTodos los nutrientes que convierte a las manzanas en centrales eléctricas nutricionales para los humanos (fibra, vitamina A y C, omega 3 y 6, antioxidantes, flavonoides, polifenoles) no lo son para los perros. Las semillas contienen una forma de cianuro, que el sistema humano puede filtrar pero nuestros amigos cuadrúpedos no pueden. Muchas manzanas pueden provocar diarrea o, debido al alto contenido de azúcar, pueden provocar el aumento de peso.

2. Huesos

A pesar del imaginario popular, no todos los huesos son buenos para los perros. Casi todos saben que los huesos astillosos de las aves de corral son particularmente dañinos para los perros. Sin embargo, los huesos de carne de res y de chancho preparados de forma inadecuada pueden ser igual de dañinos. Los huesos seguros se preparan de manera especial para ser duros como una roca y prácticamente inastillables.

3. Comida enlatada vs. comida seca

Al revisar la literatura sobre la alimentación para perros descubrimos otra vez el conflicto entre los Hatfield y los McCoy. Por un lado, los alimentos enlatados tienden a tener más alimentación-caninaproteínas de mayor calidad, así como una menor cantidad de preservantes y rellenos. Por otro lado, la comida seca puede tener más carne por producto, pero recuerda, los perros no son tan quisquilloso con las partes de animales como nosotros. Las galletas permiten que los perros satisfagan su necesidad de masticar y son buenas para eliminar el sarro de los colmillos. Pero otros perros tienen encías delicadas o les falta colmillos, lo que significa que la opción adecuada es la comida húmeda. La comida seca tiende a ser menos cara y es más fácil de almacenar, sin embargo,  los alimentos húmedos tienen menos calorías y carbohidratos. ¿Qué hacer? Escoge los más adecuado para ti y para el estilo de vida de tu perro, pero siempre escoge alimentos balanceados, la mejor calidad que puedas comprar.

4. Beber

Los perros deben beber una onza de agua por medio kilo de peso corporal al día. Por supuesto, siempre debes darle agua limpia y fresca. A menudo, los perros regulan su propio consumo. Si observas cambios en el hábito de bebida, visita al veterinario ya que esto podría indicar problemas de salud. Los perros no necesitan bebidas especiales para después de hacer ejercicios ya que no sudan electrolitos como los humanos. Respecto a enjuagues bucales y aditivos para el agua, visita una veterinaria si estás preocupado sobre la halitosis y la placa y busca recomendaciones.

5. Huevos

Llenos de proteínas, vitaminas y minerales, los huevos proporcionan un lujoso e importante manto como premio. ¿Los huevos crudos son buenos? Algunos dicen que no, mientras citan problemas de envenamiento por salmonela y una deficiencia en biotina causada por una substancia en la clara. Otros dice que sí, afirmando que la salmonela es muy rara en los perros y que las yemas contienen suficiente biotina para superar cualquier deficiencia. En conclusión: si estás preocupado, fríe el huevo.

6. Pescado

El pescado puede ser una excelente fuente de proteínas y puede salvar la vida  a los perros con alergia a la carne. Aunque algunos entusiastas de la dieta cruda recomiendan sushi e, incluso, el ocasional pescado totalmente crudo, hay parásitos que pueden ser muy dañinos (en especial en el salmón) y que cocinar el pescado los destruye con rapidez. Sólo recuerda que todo esa carne beneficiosa cuelga de una estructura compuesta de una gran cantidad de pequeños huesos, cualquiera de los cuales puede causar daño en la boca y en el tracto digestivo del perro.

7. Granos

Los granos son una parte importante de una dieta balanceada. El arroz, en especial, puede ser una bendición para un cachorro con problemas digestivos que necesite una dieta blanda por algunos días. Dicho esto, el gluten en el trigo es un gran alergénico para algunos — los síntomas incluyen picazón en la piel, inflamación en los oídos (los perros pueden sacudir la cabeza por la incomodidad) — por lo que los alimentos que contienen avena y cebada pueden funcionar mejor. Si sospechas de algún tipo de alergia alimenticia, visita al veterinario.

8. Alimentación: cuánto y cuándo

Si los perros caminarán por el mundo, el Canine Café estaría abierto las 24 horas del día. La mayoría de los perros adoran comer. Y comer. Y comer un poco más. Aunque es tentador mostrar tu amor con porciones extra o dejando la comida disponible todo el día, sobrealimentar no hace ningún favor. Las mascotas con sobrepeso pueden sufrir de los mismos males que los humanos. No hay una respuesta precisa respecto a cuánto alimentar un perro porque las necesidades calóricas varían con el tamaño, la edad y el nivel de actividad. Una regla es que si tu mascota tiene energía y mantienen una figura delgada, probablemente esté comiendo la cantidad adecuada. Los paquetes de alimentos ofrecen recomendaciones, pero recuerda: estas son sólo pautas. ¿Con qué frecuencia debes alimentar a tu amigo? se recomienda darle de comer en las mañanas y en las noches en perros adultos (los cachorros son una historia distinta, busca los consejos de un veterinario). Alimentar dos veces al día facilita el control del consumo y, en consecuencia, de su salud, ya que los perros que no se sienten bien tienden a abandonar sus rutinas. Además, una alimentación regular mantiene a tu perro… delgado.

9. Helados

alimentación canina-heladoGeneralmente, los perros son intolerantes a la lactosa, pero por alguna razón aman los productos lácteos. Una cucharada de helado o yogurt helado (que tiene menos lactosa) de vez en cuando no debería molestar a tu mascota. Sin embargo, vigila que no tenga alguna molestia estomacal. Además, asegúrate de que el helado no contenga ingredientes dañinos para los perros: chocolate, café, pasas y ciertas nueces, por nombrar algunos.

10. Charqui

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha advertido sobre alimentar perros con charqui de pollo, mientras que otras empresas han recordado la amenaza del charqui debido al temor de la existencia de gluten contaminado con melamina. Sin embargo,  hay gran cantidad de charqui seguro y los perros se vuelven locos por ellos. Lanzar un poco de charqui mientras estás en la mesa no les hará daño. Sólo asegúrate de que no sea picante o saborizado.

11. Galletas para perros

galletas-perros-mascotasPreparar tus propias galletas para mascotas es una gran forma de controlar los preservantes y otros aditivos y de adaptar los alimentos de tu perro a sus gustos y necesidades específicos. Puedes encontrar recetas por toda la web; son fáciles y baratas de preparar (compra los ingredientes al por mayor). Estas duran mucho tiempo en la refrigeradora.

12. Cómo leer las etiquetas

Si quieres asegurarte de que alimentas a tu perro con la mejor comida, debes leer las etiquetas con cuidado. Los términos «gourmet» «superpremiun» o «natural» no dicen nada sobre la hay en la comida. Debes leer los ingredientes.

13. Comida mohosa

Tu perro debe ser el único que bote pelos en la cocina, pero no te asustes si este se come un poco de pan pasado. Un poco de moho no va a enfermarlo (piensa en todo lo demás que se mete en la boca). Aún así, como los humanos, los perros pueden ser alérgicos al moho, lo que puede causar problemas muy serios. Mantén siempre tapado el tacho de basura.

14. Nueces

Nunca des nueces a tu perro ya que son muy venenosas para los cachorros. Una toxina en las macademias puede provocar temblores y parálisis en las extremidades traseras. En general, las nueces contienen gran cantidad de calorías y fósforo (esto puede formar piedras en la vesícula). El maní es mucho mejor para la alimentación canina, pero sólo de forma ocasional.

15. Alimentos orgánicos

¿Piensas en darle alimentos orgánicos a tu mejor amigo? Con frecuencia, estos alimentos usan fuentes de proteínas para humanos y, por lo general, tienen menos rellenos (maíz, trigo y sus derivados) y no contienen preservantes sintéticos, pesticidas, colorantes u otros aditivos —así se reduce el número de potenciales alergénicos en la dieta del perro. Estos alimentos contienen granos enteros, lo que ayuda a controlar el peso y ayuda a la salud digestiva. Además, proporciona una calidad nutricional superior que puede reducir la irritación de la piel y aumentar el brillo del pelaje. Entonces, ¿cuáles son las desventajas? Aparte del precio, los alimentos para perros son considerados orgánicos según las normas establecidas para alimentos orgánicos para humanos. Lee las etiquetas para asegurarte que tu mascota reciba todos los nutrientes esenciales para la alimentación canina.

16. Calabaza

Este vegetal es un alimento milagroso para los perros. Es buena para la diarrea y el estreñimiento. La calabaza enlatada (no la cruda ni el picante y azucarado relleno para pies) está llena de fibra y betacaroteno, que el cuerpo convierte en vitamina A. Sin embargo, no des a tu mascota mucha calabaza ya que demasiada vitamina A es tóxica para los perros. Un par de cucharaditas al día en cachorros o de cucharadas en perros adultos es suficiente.

17. Carne cruda

carne-cruda-perrosY se enciende el debate. Todas las partes están de acuerdo en que la carne cruda impoluta sería una fuente maravillosa de proteínas. Sin embargo, la mayoría de la carne a la que tenemos acceso no es impoluta. La salmonela es una gran preocupación, en especial en la carne de aves de corral (sin mencionar el peligro que representa el hueso de los pollos). Todas las carnes crudas portan el riesgo de microbios y parásitos, como el E. Coli. Y no sólo estamos hablando de perro en peligro, los humanos también somos vulnerables al manipular la carne o a través de la contaminación cruzada. Aunque muchos alimentan a sus perros con carne cruda sin algún efecto, trata de comprar la carne de mejor calidad posible.

18. Suplementos

Esta es otra área de debate, aunque la evidencia sobre los suplementos es muy directa. Si tu mascota recibe alimentos nutricionalmente balanceados, tiene energía y está delgado, con seguridad no necesita suplementos. Sin embargo, si piensas que no recibe la nutrición suficiente, los suplementos pueden ser la solución. Ten en mente que nunca se debe dar minerales a los cachorros, a menos que sean prescritos por un veterinario. El calcio entorpece la formación ósea y puede dañar los cartílagos y las articulación en formación de los cachorros. La vitamina A puede dañar los vasos sanguíneos, el exceso de vitamina D puede provocar atrofia muscular.

19. Usa una taza de medida

Los humanos no somos los únicos que nos volvemos más grandes. La obesidad en los perros causa los mismos problemas que en nosotros: diabetes, mayor riesgo de cáncer, problemas del hígado, sin mencionar el perjuicios a las articulaciones. Una solución, junto con mucho ejercicio, es el control estricto de las porciones. No calcules con la mirada —tus ojos son más grandes que el estómago de tu perro— usa una tasa de medida.

20. Yuca

Una maravilla natural para la alimentación canina. Cuando la raíz de la yuca se sumerge en un líquido o se tritura hasta convertirla en polvo y se agrega a la comida (sólo 1/4 de cucharadita) ayuda a aliviar las articulaciones tensas y, debido  a sus poderes antiinflamatorios, calma los dolores asociados con la displasia de cadera y la artritis. Además, alivia los problemas digestivos y puede calmar la picazón en la piel causada por la alergia.

21. Zinc

Si tu saludable mejor amigo come una dieta balanceada, no debería necesitar un suplemento de zinc. Sin embargo, evitar los suplementos no significa que no puede ocurrir una intoxicación por zinc. Sí ocurre, en especial en cachorros que se comen todo. Los síntomas incluyen vómitos, diarrea y anemia, que puede ser diagnosticada sólo por el veterinario. Si no se trata la intoxicación por zinc, esta puede provocar la falla del riñón.

También te puede gustar...

1 Respuesta

  1. mellamocomomipadre9@gmail.com' Cocinitas dice:

    Comparto completamente tu opinión. Sin duda hay que tener todo esto en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This